La Parca

Cuando ya no haya
pasos por andar
y el alma mía
sienta despegar.

Mientras mis recuerdos
sean lo único que me hagan durar.
Y mis ojos dormidos
ya no quieran despertar.

Sé que aparecerás
como Parca te presentarás.
Cuando las criaturas de la noche
comienzen a aullar,
y solo quede frío en mi mirar.

Escucharás las tenues campanadas
y sosteniendo las oxidadas tijeras
cortarás el frágil hilo
que en tus pupilas
nunca reflejó su brillo.

0 comentarios:

Publicar un comentario